WoundReference improves clinical decisions
 Choose the role that best describes you
WoundReference logo

Patient Education - Radiation-induced cutaneous damage - Late Effects (Spanish)

Patient Education - Radiation-induced cutaneous damage - Late Effects (Spanish)

Patient Education - Radiation-induced cutaneous damage - Late Effects (Spanish)

DAÑO CUTÁNEO INDUCIDO POR RADIACIÓN (DCIR) CRÓNICO


El daño cutáneo inducido por radiación (DCIR) es un efecto secundario común de la radioterapia que afecta la piel. También se conoce como dermatitis por radiación, radiodermatitis, lesión cutánea por radiación y lesión cutánea inducida por radiación. Hasta 15% de los pacientes que reciben radioterapia desarrollarán DCIR crónica.

Tratamiento

  • Si su herida no mejora dentro de 4 a 6 semanas después de comenzar los tratamientos de primera línea, su proveedor puede optar por tratarlo con terapias complementarias, que son tratamientos agregados a su régimen original para maximizar su curación.

¿Cuándo contactar a su proveedor de atención médica?

Comuníquese con su médico, si comienza a experimentar signos de DCIR crónico. Si es posible, haga un seguimiento de su herida observando su tamaño y apariencia. Continúe con el seguimiento con su médico porque el DCIR crónica es progresiva e irreversible.

Llame a su proveedor de atención médica si tiene fiebre, aumento del dolor, enrojecimiento o hinchazón, cambios en la piel, roturas o drenaje, y cualquier síntoma nuevo.

  Folleto educativo para el paciente (download)

¿QUÉ es el daño cutáneo inducido por radiación?

El daño cutáneo inducido por radiación (DCIR) es un efecto secundario común de la radioterapia que afecta la piel. También se conoce como dermatitis por radiación, radiodermatitis, lesión cutánea por radiación y lesión cutánea inducida por radiación.

Aproximadamente el 95% de todos los pacientes que reciben radioterapia experimentarán alguna forma de DCIR. Los cambios cutáneos iniciales (efectos agudos) causados por la radiación generalmente se curan después de que se completa la radioterapia, pero los cambios cutáneos tardíos (efectos crónicos) pueden desarrollarse meses o años después. Hasta 15% de los pacientes que reciben radioterapia desarrollarán DCIR crónica.

¿CUÁLES son los síntomas del DCIR crónico?

Los efectos crónicos pueden ocurrir meses o años después del tratamiento y después de que los efectos agudos se hayan curado. En este punto, su área de tratamiento puede mostrar:

  • Heridas que son difíciles de curar (ulceración)
  • Rigidez y cicatrización (fibrosis)
  • Cambios en el color de la piel (morfea)
  • Hinchazón (edema)
  • Ennegrecimiento de la piel (necrosis)
  • Venas finas en forma de telaraña (telangiectasias)

Tenga en cuenta que estos síntomas pueden no ocurrir en ningún orden en particular.

Úlceras

  • Para las úlceras menores, los objetivos principales son: mantener las heridas limpias y húmedas. Se limpiará la herida y se eliminarán los desechos, luego se aplicará un vendaje. Si su herida está infectada, recibirá un antibiótico. Si estas medidas de tratamiento no mejoran su herida, es posible que necesite cirugía u otras terapias para ayudar con la cicatrización.
  • Algunas úlceras pueden extenderse profundamente debajo de la piel y dañar estructuras como los vasos sanguíneos y los huesos. Para este tipo de daño, será necesaria la cirugía.

Fibrosis

La fibrosis puede ser difícil de tratar. Actualmente, los mejores resultados requieren múltiples terapias diferentes:

  • Rehabilitación: los masajes y la fisioterapia pueden ayudar a mantener la movilidad del área de tratamiento.
  • Medicamentos: algunos estudios han demostrado que la pentoxifilina y la vitamina E pueden ayudar a reducir la fibrosis.
  • Terapia con láser: la terapia con láser en combinación con injertos de piel puede ayudar a tratar la fibrosis.

Teleangectasias

Las teleangectasias pueden desfigurar y causar angustia. Se tratan eficazmente con terapia láser.

Terapias complementarias

Si su herida no mejora dentro de 4 a 6 semanas después de comenzar los tratamientos de primera línea, su proveedor puede optar por tratarlo con terapias complementarias, que son tratamientos agregados a su régimen original para maximizar su curación.

Puede recibir terapias complementarias como:

  • Tratamiento de heridas con presión negativa. Esta terapia requiere una bomba de vacío especial y aumenta el flujo sanguíneo, hace que crezcan nuevas células y disminuye la cantidad de bacterias en la herida.
  • Terapia de oxígeno hiperbárico. Esto significa que se administrarán grandes cantidades de oxígeno a su herida para estimular la formación de nuevos vasos sanguíneos. 
  • Apósitos avanzados: son productos a base de células y/o tejidos para cubrir la herida. 

¿QUÉ sucede si el DCIR crónico no se trata?

Si no se tratan, las heridas crónicas de DCIR pueden infectarse, resultar incómodas o dolorosas y limitar su calidad de vida. La ulceración puede progresar y dañar estructuras más profundas, como músculos, vasos sanguíneos y nervios. En los casos más graves, estas heridas pueden llegar a poner en peligro la vida.

¿CUÁNDO debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Comuníquese con su médico, si comienza a experimentar signos de DCIR crónico. Si es posible, haga un seguimiento de su herida observando su tamaño y apariencia. Continúe con el seguimiento con su médico porque el DCIR crónica es progresiva e irreversible.

  • Llame a su proveedor de atención médica si tiene fiebre, aumento del dolor, enrojecimiento o hinchazón, cambios en la piel, roturas o drenaje, y cualquier síntoma nuevo.

¿ESTOY en riesgo de desarrollar DCIR?

Su riesgo de desarrollar DCIR crónico depende de muchos factores, que incluyen:

  • Dosis de radiación total más alta
  • Área de tratamiento más grande
  • Radioterapia después de la cirugía
  • Radioterapia mientras recibe quimioterapia
  • Trastornos de la piel existentes, como acné, psoriasis y eccema
  • Fumar

¿CUÁNDO suele ocurrir el DCIR crónico?

Los cambios en la piel que experimenta después de la radioterapia dependen de la cantidad total de radiación que reciba. Si recibe una dosis más alta de radiación, tiene un mayor riesgo de DCIR crónico, incluso años después de terminar la radioterapia.

La dosis de radiación se mide en unidades llamadas Gray (Gy). Pregúntele a su equipo de tratamiento cuál es su dosis total de radiación. Si su dosis total es superior a 45 Gy, existe una mayor probabilidad de desarrollar DCIR crónico.

¿CÓMO se pueden tratar los efectos crónicos de la radiación?

Los objetivos del tratamiento de los efectos crónicos son limitar y reparar el daño de la piel para que pueda tener la mejor calidad de vida posible. Por lo tanto, su tratamiento depende de qué tipo de efectos crónicos tenga.

Official reprint from WoundReference® woundreference.com ©2022 Wound Reference, Inc. All Rights Reserved
Use of WoundReference is subject to the Subscription and License Agreement. ​
NOTE: This is a controlled document. This document is not a substitute for proper training, experience, and exercising of professional judgment. While every effort has been made to ensure the accuracy of the contents, neither the authors nor the Wound Reference, Inc. give any guarantee as to the accuracy of the information contained in them nor accept any liability, with respect to loss, damage, injury or expense arising from any such errors or omissions in the contents of the work.
Topic 1737 Version 1.0